Foro de Reiki. Participa en el foro. Reiki estar bien. Todo sobre Reiki. Tratamientos, cursos y meditaciones en Madrid.
Bienvenido, Invitado.
Por favor accede o regístrate.

Inicio Sanación y Salud: reiki para sanar y sentirse bien email
Foro de Reiki Maestro de Reiki: John Curtin
Qué es ReikiTratamientos de ReikiCursos de ReikiDocumentacion sobre ReikiMeditaciones en MadridForo
Conoce Reiki Curriculum de Maestro de Reiki John Curtin
Foro de Reiki Contacto
Videos Recomendados sobre Reiki y Crecimiento Personal por la Fundacion Sauce
Presentación sobre la Federación Española de Reiki
Recopilacion de Entrevistas sobre el Reiki: Un resumen de entrevistas a alumnos sobre los beneficios de Reiki

Federación Española de Reiki

Cursos de Reiki en Hospitales
Boletin informativo
Te informamos de las actualizaciones
¡MP3 de regalo!

Charla informativa sobre
Reiki
Todos los miércoles
Talleres de Risoterapia
Taller de Todo Amor

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Taller de Técnicas Energéticas
Alquimia8 la tienda feliz
Acceso al Foro
Nombre de Usuario: Registrarse
Contraseña:     ¿Olvidaste la contraseña?

El Foro de Reiki y Crecimiento Personal de habla Hispana más grande del mundo    CRECIMIENTO PERSONAL EN GENERAL    Alimento para el Alma - Foro abierto  ›  EL TIEMPO DE LOS ARREPENTIMIENTOS
Miembros Navegando
No hay miembros conectados y 1 Invitados

EL TIEMPO DE LOS ARREPENTIMIENTOS  ( 1,196 visualizaciones) Imprimir
1 Paginas 1 Recomendar Post
Francisco de Sales
Julio 1, 2012, 11:09am Denunciar al Moderador
Participante Bebe
Posts: 32
EL TIEMPO DE LOS ARREPENTIMIENTOS


En numerosas ocasiones he confesado una especie de obsesión que he tenido desde los trece años, y aún hoy me quedan bastantes reminiscencias, acerca de no perder el tiempo en mi vida.
Que es, en mi opinión, no perder el tiempo de vida.
De mi vida.

Me apetece alertar a quien no se haya dado cuenta aún de ello, que la vida se pasa.
Se acaba.

Durante mucho tiempo, sobre todo en la infancia, parece que sólo se mueren los que son viejos –nuestros abuelos y los abuelos de nuestros amigos- y los que están muy enfermos.
En esa edad, ni somos muy viejos, ni estamos muy enfermos, ni tenemos el mínimo interés en pensar en que la vida realmente se pasa.
Aún creemos en la mentira de la eternidad.

Cuando empezamos a ser adultos, los pocos contactos que tenemos con la muerte son los esporádicos entierros a los que tenemos que asistir, pero son los padres de los amigos, y los abuelos que aún quedan, quienes fallecen, así que tranquilos. Estamos en la plenitud de la vida: jóvenes, fuertes, orgullosos…

Es más adelante –a partir de los cincuenta aproximadamente- cuando uno se da cuenta de que esto va en serio.
El espejo no miente.
Ni la partida de nacimiento.
Y ya hemos asistido a demasiados entierros, y hemos puesto los pies en tierra comprobando que también nosotros vamos a morir, y que lo próximo que nos espera son los achaques de salud, las limitaciones mentales y físicas, el adiós a ciertas actividades, el adiós a bastantes amigos, y saber que si ya han fallecido nuestros abuelos y nuestros padres, los siguientes en la lista familiar somos nosotros.
Nosotros seremos los próximos en morir, y aunque no pensemos en ello, lo sabemos.

Hay una edad en la que ingresamos en lo que acostumbro a  denominar como “El tiempo de los arrepentimientos”, y es cuando se comprende de un modo ya irrefutable, y cuando se empieza a aceptar secretamente, que uno va a morir y que hay muchas cosas en la vida que no hizo, otras que ya no podrá hacer jamás, y otras de las que no se siente muy orgulloso de haberlas hecho, sino más bien arrepentido.

Uno se arrepiente de los abrazos que no dio, de los besos que se quedaron en los labios, de no haber cuidado más a su madre, de las palabras censuradas y los te quiero que se calló, de no haber ido a aquel sitio, de no comprarse aquel capricho, de no haber amado con más intensidad… descubre un almacén repleto de cosas de las que se arrepiente, y una retahíla de auto-reproches que han estado más o menos enmudecidos.

Ese es un momento feliz, aunque aparente ser lo contrario.

Aparenta ser un reto a una guerra, a una relación tensa de reproches continuos y de rabia amarga; aparenta ser el principio del resto de la vida instalado en una pena tensa, en una lágrima continua, en una infelicidad por esa realidad que tiene la vida de ser irrecuperable e irrepetible.

Y puede llegar a ser todo eso.

Lo que sería otro error, y otro motivo para un arrepentimiento posterior.




Hago una propuesta:

Tomar consciencia de lo leído, para que no siga incrementándose lo que en algún momento puede llegar a ser motivo de arrepentimiento.

¿Cómo?

Con mucho amor –y esto es un ingrediente imprescindible-, ver la realidad de este presente, aceptar que lo pasado está pasado, comprender que uno ha vivido del modo que las circunstancias o su mejor saber le han permitido, tratar de reparar si se puede lo que no nos guste de ese pasado, perdonarse o comprender si hay algo que perdonarse o comprender, y hacer un firme propósito de estar muy pendiente de no adquirir más motivos que en algún momento alimenten nuestros remordimientos.

El siguiente paso -mejor si es inmediato, aunque llevará tiempo hacerlo- es revisar y actualizar la escala de valores propios –qué es importante o primordial para mí, qué no estoy dispuesto a aceptar bajo ningún motivo, qué deja de tener importancia para mí a partir de ahora, etc.-, formalizar un compromiso consigo mismo de atención a lo que se decida hacer a partir de ahora, y de colaboración incondicional, y diseñar para el resto de vida un Plan de Vida lo más amplio y preciso posible, abierto a nuevas incorporaciones.

El Plan de Vida requiere, y esto es imprescindible, que sea factible.

Se puede diseñar de modo que requiera un poco de esfuerzo, porque eso es una motivación para conseguirlo, pero hay que evitar del todo lo utópico y lo imposible –nada de pensar en casarse con el Papa o dar la vuelta al mundo andando en menos de tres días-.

Un amor hacia sí mismo profundo es imprescindible, como ya he dicho.

Arrepentirse implica, obligatoriamente, el reconocimiento de que se hizo algo que ahora se comprende que no fue lo mejor o lo apropiado. Lo que nos lleva al auto-reproche, a la recriminación que lleva aparejada una bajada de autoestima, a la reprimenda que va a crear una brecha o un abismo en la relación con nosotros mismos, o al rapapolvo que vamos a asociar inconscientemente a las regañinas que nos hacían de niños y nos dejaban mal para una temporada.

No hay que oponerse a ese dolor que nos puede causar todo esto, ni hay que negarlo. Aceptemos la riña, aceptemos el disgusto y la lágrima, aceptemos el malestar inquieto… pero no nos estanquemos en ello.

Es mejor comprender que hicimos lo que podíamos hacer, lo que estábamos capacitados para hacer, o lo que no tuvimos más remedio que hacer, y no darle más vueltas al asunto. De algún modo, reconocer que no fuimos entonces el que somos ahora, sino otro con otra mentalidad y otras circunstancias.

El siguiente paso es abrazarse.

Y descubrir la fuerza de voluntad que tenemos en algún sitio, y prometernos que actuaremos de otro modo a partir de ahora, que escucharemos y nos escucharemos de otro modo, que vamos a ser muy conscientes de la vida que aún nos queda por delante, y que vamos hacer en ella y con ella algo de lo que nos sintamos satisfechos y orgullosos.

Es nuestra responsabilidad –tu responsabilidad-, y no me cansaré de repetirlo, hacer de la vida que te ha sido entregada una vida plena, compartida, honrada, amorosa, amable, feliz… una vida de la que te sientas complacido, y no arrepentido, cuando te llegue el momento de dejarla.


(Francisco de Sales, es el creador de la web http://www.buscandome.es, para personas interesadas en la psicología, la espiritualidad, la vida mejorable, el Autoconocimiento y el Crecimiento Personal)
En el foro Fuera de línea
Mensaje Privado
Aprende Reiki por Internet
Gustavo
Julio 1, 2012, 1:24pm Denunciar al Moderador
Invitado
Si hablamos de obsesivo Francisco, un servidor Hay un tiempo fisiológico en el que crecemos, y una vez que lo completamos, comenzamos sutilmente a morir físicamente. En su momento me preocupó, no voy a negarlo, pero luego de darle vueltas al asunto caí en la cuenta de que esto se asemeja al caminar, ya que técnicamente uno no camina sino que cae hacia donde se dirija hasta el próximo paso. Con la muerte pasa lo mismo, pero también es parte del camino y eso es algo sublimemente lógico.

A vuelo de pájaro se me ocurren muy pocas cosas que me causen la necesidad de arrepentirme, pero estoy seguro de que si le dedicare solo unos minutos, este foro no alcanzaría para enumerar todas las consideraciones que pudiese hacer al respecto. Aún así, todas estas cosas que hice o que dejé de hacer me han traído hasta aquí, hasta un espejo amable que me devuelve algo a lo que le reconozco algunas cosas que antes no valoraba. Ser consciente, como bien decías, y ser consecuente con aquello que puede sumarte, es un buen antídoto contra el arrepentimiento, pues eso te lleva a que no incurras en algo que en un futuro te puede causar remordimientos, que a mi juicio es tiempo muerto (no hay nada más improductivo que el miedo, la culpa y el remordimiento provocado por el arrepentimiento), ya que si en verdad piensas que el pasado es inmodificable, entonces cae por su propio peso de que en ese momento no estás viviendo. Al menos no en el presente

Está bueno considerar lo actuado de vez en cuando, pero esto sin entrar en un boicot, ya que podemos aislarnos del mundo entero para no sentir el peso de un imaginario dedo acusador, pero no podemos evadirnos de nosotros mismos. Allí es donde se instala un rizo que hay que disolver, pues de otro modo se vuelve una tortura.

Estoy muy de acuerdo con la propuesta, aunque no tengo un plan de vida (y dudo mucho en que pueda tenerlo algún día) porque como he manifestado alguna vez, no deseo para mi ni estructuras buenas, ni regulares ni malas; ya he tenido bastante de ello y la he pasado fatal. Uno no es tonto, puede tener sus cinco minutos seguramente, pero cuando abandona la visceralidad todo lo posible, cuando deja de darle peso a las creencias limitantes que aúllan desde el pasado- sobre todo las religiosas en mi caso, las cuales teñían todo lo que tocaba y quedaban tan a la vista de todos como una marca personal-, cuando no recicla ni se enfoca en las carencias, entonces todo se vuelve más amable y allí comienza a considerar que amarse es el mejor negocio que pudo haber hecho en su vida
En el foro
Correo Respuesta: 1 - 5
nieves
Julio 1, 2012, 4:32pm Denunciar al Moderador
Invitado
Gustavo, Gracias por tu reflexión!!!
En el foro
Correo Respuesta: 2 - 5
Gustavo
Julio 1, 2012, 5:05pm Denunciar al Moderador
Invitado
En todo caso, a Francisco
En el foro
Correo Respuesta: 3 - 5
nieves
Julio 1, 2012, 5:13pm Denunciar al Moderador
Invitado
Pues si, gracias a los dos!!!
En el foro
Correo Respuesta: 4 - 5
Francisco de Sales
Julio 7, 2012, 6:37am Denunciar al Moderador
Participante Bebe
Posts: 32
Citado de 655
Si hablamos de obsesivo Francisco, un servidor Hay un tiempo fisiológico en el que crecemos, y una vez que lo completamos, comenzamos sutilmente a morir físicamente. En su momento me preocupó, no voy a negarlo, pero luego de darle vueltas al asunto caí en la cuenta de que esto se asemeja al caminar, ya que técnicamente uno no camina sino que cae hacia donde se dirija hasta el próximo paso. Con la muerte pasa lo mismo, pero también es parte del camino y eso es algo sublimemente lógico.

A vuelo de pájaro se me ocurren muy pocas cosas que me causen la necesidad de arrepentirme, pero estoy seguro de que si le dedicare solo unos minutos, este foro no alcanzaría para enumerar todas las consideraciones que pudiese hacer al respecto. Aún así, todas estas cosas que hice o que dejé de hacer me han traído hasta aquí, hasta un espejo amable que me devuelve algo a lo que le reconozco algunas cosas que antes no valoraba. Ser consciente, como bien decías, y ser consecuente con aquello que puede sumarte, es un buen antídoto contra el arrepentimiento, pues eso te lleva a que no incurras en algo que en un futuro te puede causar remordimientos, que a mi juicio es tiempo muerto (no hay nada más improductivo que el miedo, la culpa y el remordimiento provocado por el arrepentimiento), ya que si en verdad piensas que el pasado es inmodificable, entonces cae por su propio peso de que en ese momento no estás viviendo. Al menos no en el presente

Está bueno considerar lo actuado de vez en cuando, pero esto sin entrar en un boicot, ya que podemos aislarnos del mundo entero para no sentir el peso de un imaginario dedo acusador, pero no podemos evadirnos de nosotros mismos. Allí es donde se instala un rizo que hay que disolver, pues de otro modo se vuelve una tortura.

Estoy muy de acuerdo con la propuesta, aunque no tengo un plan de vida (y dudo mucho en que pueda tenerlo algún día) porque como he manifestado alguna vez, no deseo para mi ni estructuras buenas, ni regulares ni malas; ya he tenido bastante de ello y la he pasado fatal. Uno no es tonto, puede tener sus cinco minutos seguramente, pero cuando abandona la visceralidad todo lo posible, cuando deja de darle peso a las creencias limitantes que aúllan desde el pasado- sobre todo las religiosas en mi caso, las cuales teñían todo lo que tocaba y quedaban tan a la vista de todos como una marca personal-, cuando no recicla ni se enfoca en las carencias, entonces todo se vuelve más amable y allí comienza a considerar que amarse es el mejor negocio que pudo haber hecho en su vida


Gustavo: tus reflexiones siempre me hacen pensar... gracias.
Te tomo prestada la idea de tiempo muerto, que me gusta más que tiempo perdido.
Abrazos.
En el foro Fuera de línea
Mensaje Privado Respuesta: 5 - 5
1 Paginas 1 Recomendar Post
Imprimir


Mensaje Tags
de,  he,  los,  el,  tiempo,  en,  mi,  no,  perder,  que,  se,  la,  y,  abuelos,  muy,  ni,  vida,  a,  tenemos,  son,  estamos,  cuenta


Meditaciones guiadas en Madrid

Política de Privacidad de la Fundación Sauce http://www.fundacionsauce.org/privacidad.htm


Powered by E-Blah Forum Software 10.3.6 © 2001-2008 - Septiembre 23, 2019, 6:18am

¿Te Gusta?
Comparte este mensaje con tus amigos pulsando los botones abajo.
Share post on Facebook Share on Google+ Share on Twitter
Close