Foro de Reiki. Participa en el foro. Reiki estar bien. Todo sobre Reiki. Tratamientos, cursos y meditaciones en Madrid.
Bienvenido, Invitado.
Por favor accede o regístrate.

Inicio Sanación y Salud: reiki para sanar y sentirse bien email
Foro de Reiki Maestro de Reiki: John Curtin
Qué es ReikiTratamientos de ReikiCursos de ReikiDocumentacion sobre ReikiMeditaciones en MadridForo
Conoce Reiki Curriculum de Maestro de Reiki John Curtin
Foro de Reiki Contacto
Videos Recomendados sobre Reiki y Crecimiento Personal por la Fundacion Sauce
Presentación sobre la Federación Española de Reiki
Recopilacion de Entrevistas sobre el Reiki: Un resumen de entrevistas a alumnos sobre los beneficios de Reiki

Federación Española de Reiki

Cursos de Reiki en Hospitales
Boletin informativo
Te informamos de las actualizaciones
¡MP3 de regalo!

Charla informativa sobre
Reiki
Todos los miércoles
Talleres de Risoterapia
Taller de Todo Amor

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Taller de Técnicas Energéticas
Alquimia8 la tienda feliz
Acceso al Foro
Nombre de Usuario: Registrarse
Contraseña:     ¿Olvidaste la contraseña?

El Foro de Reiki y Crecimiento Personal de habla Hispana más grande del mundo    CRECIMIENTO PERSONAL EN GENERAL    Alimento para el Alma - Foro abierto  ›  Parte de mi obra ( el inmortal)
Miembros Navegando
No hay miembros conectados y 14 Invitados

Parte de mi obra ( el inmortal)  ( 762 visualizaciones) Imprimir
1 Paginas 1 Recomendar Post
Eliort
Febrero 2, 2014, 7:31pm Denunciar al Moderador
Participante Bebe
Posts: 30
soy esritor, me gusta definirme, quiero compartir con vosotros solo un pedazo de lo que estoy creando dando forma y acabandolo, comenzo hace unos años y ayudado por mi padre en momntos de flaqueza e creado esta obra, a mi modo de ver de autentica luz, nunca conoci nada de la espiritualidad al comenzar a escrbirlo, cuando empezaba, me sumia en un trance donde solo creaba, es poco lo que puedo mostraros ya que me gustaria publicarlo, esta registrado y tal, me gustaria conocer vuestras opiniones sinceras, un saludo.


Ocurrió un día gris de principios del mes de diciembre. Volvía del trabajo sin sospechar que unos excepcionales acontecimientos ocurridos en una anterior etapa de mi vida, regresarían para recordarme que había olvidado cumplir una promesa.

—¡Acaba de llegar un paquete a tu nombre! —gritó mi mujer en cuanto escuchó la puerta de nuestro pequeño piso.

—¿Un paquete? —pregunté sorprendido mientras me quitaba el abrigo.

—Sí, lo tienes sobre la mesa del salón.

No era habitual recibir ese tipo de correo, así que lo observé con curiosidad esperando encontrar alguna señal del remitente. Pero no había ni rastro, sólo una etiqueta escrita a máquina con mi dirección y un inquietante dibujo en la solapa del anónimo paquete que me hizo alzar la vista y retrotraerme al pasado por unos instantes.

—¿Dónde están los niños? —pregunté mecánicamente mientras rasgaba algo nervioso el envoltorio.
Pero al ver su contenido, mis sentidos se nublaron y tuve que dejarme caer pesadamente sobre el sofá turbado por la emoción.
En ese momento entró María, mi esposa:

—Los niños hoy comen fuera, te lo dije ayer, ¿no lo recuerdas…?
Algo extraño debió de notar en mi expresión, porque de pronto interrumpió su frase preguntándome alarmada qué ocurría. Le mostré el libro que guardaba el paquete. Mirándolo con extrañeza, lo tomó con manos temblorosas mientras cruzamos una dulce mirada. Leyó el título: “El Inmortal”, escrito por  Pablo…

—¡Dios mío! —exclamó, mientras una lágrima se deslizaba lentamente por su mejilla. Luego me miró fijamente, nos tomamos de las manos y comenzamos a rememorar aquellos extraños sucesos que  marcarían nuestras vidas para siempre.


                                                  
                                                      I

                                        MI AMIGO PABLO

Por aquella época, aproximadamente unos treinta años atrás, vivía en un lugar al que llamaban simplemente “el Barrio”. Una especie de gueto donde se amontonaban  estrechas viviendas unifamiliares pegadas unas a otras en largas hileras, mezcladas con edificios de ladrillo sin enfoscar y carentes de la más mínima estética, pero que cumplían sobradamente, según el régimen, su misión: la de apilar seres desfavorecidos que, sea por la circunstancia que fuera, no eran dignos de habitar en el centro de la gran ciudad. Un insano lodazal perdido y rodeado de miseria; un barrio marginado, olvidado, triste.

Muchos de mis recuerdos eran escenas dolorosas que veía desde la ventana de mi habitación: inmundas callejuelas donde se amontonaba el infortunio; niños descalzos, casi desnudos, jugando entre la basura y famélicos perros rebuscando algo de comida. Siempre había alguna pandilla de jóvenes esqueléticos ocultandose agazapados en oscuras esquinas con los brazos descubiertos, clavando impávidos en sus venas el luctuoso veneno que los convertían, poco a poco, en verdaderos espectros y su existencia, en la supervivencia más atroz.

Cuando me asomaba a la ventana y observaba el “mundo real”, agachaba la cabeza, dejaba caer la mano que sujetaba la cortina y me abandonaba al pensamiento más desolador, trágico y frustrante que pudiera tener el ser humano:  sentir que no hay  futuro.  Creedme si os digo que no hay nada más triste que tener esa sensación; es  como pensar que no existe la esperanza, que no existe un mañana por el que luchar…, que nada en la vida merece la pena.

Cuando llegas a pensar de esa manera, la frustración aumenta de modo alarmante y sólo cabe preguntarse si estamos en este mundo por el simple hecho de haber nacido.

Verdaderamente, a pesar de mi corta edad de entonces, estaba peligrosamente sumido en un caos emocional. No tenía hermanos, ni amigos, y mis padres, siempre fuera, trabajando. Me sentia tremendamente solo la mayor parte del tiempo y por tanto, muy vulnerable a cualquier opción, fuera la que fuera, para encontrar una salida en mi vida. En aquel entorno, lo mas probable es que hubiese sido la mas fácil pero tambien la mas penosa.
Fue entonces cuando conocí a Pablo. Aun hoy me pregunto porqué siempre, cuando mas oscura y enconada nos parece la vida,  aparece un rayo de luz  que nos da esperanza.

Pablo fue esa luz. Me enseñó a soñar, a ver las cosas de otro modo, a imaginar, a descubrir la vida a través de historias de otros mundos. A vivirla sumergiéndome en auténticos reinos de fantasía. Fue él quien me enseñó a luchar por lo que se desea, por vencer las adversidades.

Estoy seguro de que si hoy estuviese aquí, diría: “Alégrate Arturo, pese al frío y la oscuridad de esta triste mañana, ten por seguro que nos espera un hermoso día. Nunca dejes que la pena te bloquee y te domine. Créeme si te digo que la oscuridad puede llegar a ser hermosa porque en ella no hay fronteras y si cierras los ojos sin temor, adentrándote allí con decisión, podrás ver el infinito que cada uno de nosotros esconde dentro de su ser. Vives en un barrio marginal, de acuerdo, pero es tu barrio, es tu casa, y no hay nada más grande que tener un hogar. Así que, amigo, deberás aprender a imaginar, a soñar, a pensar en todos los elementos que te hacen sentir mal y envolverlos en un mundo imaginario. Piensa en un mundo irreal donde los pesares tomen formas maléficas dirigidas por un ser todopoderoso; un ser que sólo pretende dominar tu futuro, el futuro de todos. Nosotros, los elegidos, debemos detenerlo e impedir que siga expandiendo su mal. Un ejercito de miles de soldados nos sigue ciegamente para combatirlo, dispuestos a entregar su vida por una causa merecedera de ello y tú, no debes dar signos de flaqueza”.
Cuando Pablo hablaba así, cerraba los ojos e imaginaba extensas llanuras cubiertas por bastos ejércitos de guerreros que nosotros dirigíamos, peleando contra un perverso enemigo que ambicionaba el poder a costa de los débiles. Era entonces cuando me daba cuenta de que había que luchar contra el desánimo, no sólo por nosotros, sino para cambiar el destino de aquéllos a los que la vida les había dado la espalda.

Todo cuanto Pablo soñaba, lo contaba con tal verosimilitud, que sonaba a verdad, a real. Sin duda tenía un don maravilloso: el de hacer sentirte vivo e importante y sobre todo, el de despertar la imaginación a todo aquel que lo escuchara.
Solía decir: “Las personas viven en dos mundos distintos, en dos mundos que se entrecruzan: el imaginario y el real. El real es el cotidiano, el que conocemos, pero el imaginario es tan extenso que las vivencias se multiplican hasta el infinito. Cada uno soñará con el mundo en el que mejor se encuentre, pero hemos de aprender a diferenciarlos y a servirnos de ellos. Sin embargo, debo aclarar que el reino de la imaginación puede ser peligroso y que si te sumerges inconscientemente en él, olvidando salir a tiempo, puedes quedar atrapado entre los sueños; pero que si eres listo y sabes utilizarlo, entonces lo sueños te llenarán de vida”.  
Mi nombre, Arturo, y mi edad, pasados los cuarenta. Ni siquiera creo que sea necesario describir mi aspecto, eso es lo de menos. Lo importante es mi interior, que al igual que el tuyo, es lo que realmente debería valorarse.
Quiero contarte lo que aprendí de Pablo, una de esas personas libres y extraordinarias que a veces se cruzan en tu camino cuando menos lo esperas. Uno de esos seres de luz que nos hacen cambiar el ciego concepto que tenemos del mundo, sobre todo, a aquellos a los que nunca les enseñaron la existencia de la ilusión, ni el placer de gozar de la fantasía.
En el foro Fuera de línea
Mensaje Privado
Aprende Reiki por Internet
luzazul11
Febrero 3, 2014, 10:56am Denunciar al Moderador
Invitado
Hola Eliort, solo te puedo decir que me encantaría seguir leyendo comparto contigo la pasión por la escritura y me ha gustado mucho este comienzo que presentas...
En el foro
Correo Respuesta: 1 - 1
1 Paginas 1 Recomendar Post
Imprimir


Mensaje Tags
y,  de,  mi,  a,  me,  en,  un,  solo,  lo,  que,  esta,  gustaria,  del,  unos,  una,  la,  con,  paquete,  al,  por,  mientras,  el,  ver


Meditaciones guiadas en Madrid

Política de Privacidad de la Fundación Sauce http://www.fundacionsauce.org/privacidad.htm


Powered by E-Blah Forum Software 10.3.6 © 2001-2008 - Diciembre 3, 2021, 5:45am

¿Te Gusta?
Comparte este mensaje con tus amigos pulsando los botones abajo.
Share post on Facebook Share on Google+ Share on Twitter
Close